La dieta de eliminación
no es una dieta convencional

No se trata de contar calorías, restringir grasas o carbohidratos o de medir las porciones. No es una dieta de privación o castigo. Es acerca de crear una nueva consciencia acerca de lo que comes y cómo te hace sentir. Y aunque no lo creas, lo que comes influye directamente en cómo te sientes. Algunos alimentos pueden hacerte sentir cansado, tener dolor articular, gastritis, colon irritable e incluso hacerte subir de peso, mientras que otros alimentos te pueden dar energía, concentración, estimular tu metabolismo e incluso prevenir ciertas enfermedades entre ellas el cáncer.